Noticias

Una plataforma digital para compartir información del sector agrícola a nivel global

CGIAR ha desarrollado una herramienta de Big Data que facilita el intercambio de datos para implementar medidas que logren la seguridad alimentaria

CGIAR es un consorcio de centros de investigación que tiene como objetivo reducir la inseguridad alimentaria y la pobreza. Esta entidad desarrolla una plataforma big data específica para el sector de la agricultura. Tal y como se explica en su web, los datos son un importante producto global que, compartido entre expertos, puede generar inteligencia.

Según CGIAR los datos pueden acelerar la respuesta a algunos desafíos presentes como el cambio climático o la inseguridad alimentaria. Los avances en informática, almacenamiento de datos y comunicaciones de datos en las últimas décadas han dado lugar a herramientas que ayudan a que a los sistemas agrícolas y alimentarios sean más precisos y adaptables. Las innovaciones digitales más recientes, que incluyen el aprendizaje automático o la robótica, prometen cambios en el panorama agrícola en el futuro.

Compartir estas informaciones ayuda a mejorar las políticas y puede ser una herramienta útil  para logar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. Esta plataforma se lleva a cabo con el apoyo del Fondo Fiduciario CGIAR, UKAID (cooperación británica) y mediante acuerdos bilaterales de financiación.

La herramienta conecta a expertos de todo el mundo. La conforman 15 centros de investigación, 12 programas de investigación y 70 socios de pensamiento que reúnen a instituciones internacionales, universidades y empresas privadas. Algunos de los miembros son FAO, la Universidad de Columbia o Syngenta.

El trabajo de la plataforma se divide en comunidades de práctica: agronomía, modelado de cultivos, datos geoespaciales, ganado, ontologías y datos socioeconómicos.

Del 16 al 18 de octubre se celebra su convención anual que será en la India bajo el nombre “Confiar: Humanos, máquinas y ecosistemas”. Una convención que tendrá en el centro de debate la importancia de afrontar la inseguridad alimentaria de forma holística, creando interacciones entre la biosfera, la economía, la tecnología y la sociedad. De esta convención se espera unir esfuerzos para buscar soluciones integrales para el futuro.